Copiadepensionesestos últimos años, Chile se ha manifestado como hace décadas no lo hacía lo que revela una
gran verdad tras éstas: el descontento del pueblo contra el sistema, y las ganas de los más jóvenes
de creer poder cambiarlo. ¡Maravilloso!, pero en este año de elecciones, y gracias al gran poder
de los Medios Masivos de Comunicación que hoy existen, y que no son controlados por las
grandes élites de poder, la ciudadanía ha podido comunicarse con extraños que comparten sus
ideales y descontentos con diversos temas País. Uno de ellos es la Salud, del que hace dos años
vengo analizando y estudiando porque esta vez me tocó a mí ver la injusticia e impunidad con el
que opera. Sin embargo, quiero enfocarme en un tema que pocas personas conocen, la Pensión
de Invalidez.

Si buscamos en internet, obviamente tendremos respuestas inmediatas a nuestra búsqueda, pero
si hacemos el ejercicio, las principales páginas que se abren son de las AFPs, uno de los delitos
lícitos más rentables de nuestro país, las cuales en palabras muy correctas y citando la Ley de
Pensiones, nos informan los requisitos, cómo hacer el cálculo, y el “enorme” beneficio que nos
otorgan al darnos una pensión por invalidez, lo que se traduce en que el trabajador tiene más del
50% de sus facultades físicas o psíquicas debilitadas, las que le impiden trabajar.

Existen dos tipos de pensión. Primero, La Pensión Básica Solidaria, la que se establece en la Ley
20.225 la cual señala que “uno de los principales objetivos del Sistema de Pensiones Solidarias es
la prevención de la pobreza en caso de invalidez. El financiamiento de las prestaciones otorgadas
por este Pilar provienen de ingresos generales de la Nación, lo cual convierte el beneficio en uno
de carácter solidario”. A éste pueden acceder aquellas personas que tuvieron una participación
nula en algún régimen previsional o muy baja en el sistema de pensiones contributivo. En otras
palabras, La Pensión básica solidaria es la que el Estado provee a quiénes, tras someterse a
engorrosos trámites, a los que me referiré en otra ocasión, pueden recibir de por vida alrededor
de $80.000 mensuales. Oh!, qué gran monto… Sí, sé que la ironía no es la mejor manera de
criticar algo o alguien, pero mis epíteto serían demasiado groseros para referirme a esta burla.
Cómo podemos hablar de “igualdad” si a uno de los grupos más necesitados se les vulnera su
derecho a la Vida al darle una limosma que, difícilmente, les alcanza para satisfacer sus
necesidades básicas. Pensemos fría y matemáticamente, quién logra vivir, sin padecer NINGUNA
enfermedad, con esa cantidad de dinero?. Yo, como sostenedora de un hijo NO puedo, menos si le
sumamos la triste realidad de que más del 80% de quienes reciben esta pensión, pertenecen a la
población más pobre de nuestro País. Mucho se debate hoy sobre la “bioequivalencia” de
medicamentos, aumento en las patologías GES, mejoras en el sistema de salud, pero ¿quién se ha
puesto a reparar en este grupo de chilenos que, además de tener que sobrevivir, debe costear
medicamentos que su “canasta” NO incluye?. Ampliemos el espectro. Cuánto dinero deben
desembolsar para salir a controles, ya sea en instituciones en las que los atienden “gratis”, cuando
el tratamiento para estas dolencias requiere de asistir a controles al menos una vez a la semana,
por tan sólo hacer mención a algunos de los múltiples gastos a los que se ven sometidos.

Por otro lado, está la Pensión de invalidez a la que pueden optar personas que sufren una
enfermedad catastrófica, la que según la OMS, implica que el 40% de sus ingresos están
destinados a costear los gastos propios de la enfermedad. Se les clasifica de acuerdo a protocolos
que están establecidos en el reglamento del Decreto Ley N° 3.500 de 1980, resueltas por mayoría
absoluta de sus miembros y publicados sus acuerdos en el Diario Oficial.
Existen dos tipos de Pensiones de Invalidez, la total y la parcial. La primera de ellas es para
afiliados con pérdida de su capacidad de trabajo de al menos dos tercios. Tienen un carácter
Definitivo a contar de octubre de 2008, es decir, debe obtener un porcentaje de invalidez superior
al 70%., mientras que la segunda es para aquellos quienes tienen una pérdida de su capacidad de
trabajo igual o superior a cincuenta por ciento e inferior a dos tercios. Lamentablemente, en esta
modalidad de pensión también existe un robo descarado por parte de las AFPs y las compañías de
seguro, puesto que no sólo deben lidiar con el desazón de poseer una enfermedad que tras
intentar de todo para sanar, sino que además deben ven cómo el dinero que percibirán, es muy
inferior al que perciben previo al dictamen. Cuando la invalidez es total, se calcula el promedio de
renta de los últimos diez años y el “paciente” tiene “derecho” a recibir el 70% de este promedio,
mientras que si el fallo de la Comisión médica es de invalidez parcial, sólo tendrán derecho al 50%
del promedio de rentas.

Si bien hay muchos matices y aristas del proceso que no son mencionados en esta ocasión, es
imperioso que nos paremos y nos preguntemos hasta cuándo permitiremos que nos sigan
robando; qué haría si tuviese que vivir con alguna de estas realidades y, más importante aún,
cómo es posible que sigamos hablando de IGUALDAD cuando a quienes poseen algún tipo de
“discapacidad” se les vulneran sus derechos constitucionales de manera despiadada e irrisoria,
mermando su calidad de vida y la de sus familias, sólo para seguir enriqueciendo los bolsillos de las
grandes élites de poder de Chile. NO podemos conformarnos con pensar que somos un país TAN
solidario porque una vez al año donamos dinero a una institución, o porque cuando vemos un caso
en especial se nos remece el corazón. No. Seamos mejores y exijamos un nuevo Sistema de
Pensiones, un Nuevo Sistema de salud, Una nueva constitución, un nuevo Chile.

Por, Kimberly Moreno Zamora, https://twitter.com/Kim2160

Porque las personas con Discapacidad han sido historicamente postergados.

Porque queremos Universidades con Políticas Internas de Inclusión.

Porque tenemos el Derecho a estudiar en Igualdad de condiciones.

Porque no aceptamos un sistema excluyente.

Gaedsor Chile http://www.youtube.com/watch?v=CJAiC9e6KBc&sns=tw vía @youtube

Gaedsor una comunidad de jóvenes Sordo Mudos sale a las calles a GRITAR con señas TENEMOS EL DERECHO DE ESTUDIAR EN IGUALDAD DE CONDICIONES.

Las demandas de todas las personas con discapacidad se basan en lo mismo siempre “Igualdad de Condiciones”, no queremos regalías ni privilegios, queremos oportunidades para desarrollarnos como todos y esta oportunidad parte por tener un sistema educativo inclusivo. Donde las aulas y los profesores esten preparados para atender a alumnos con habilidades diferentes. Donde las mallas sean adecuadas y acorde a cada necesidad. Donde la Inclusión ya no dependa de un acto de caridad, sino, que sea un Derecho respaldado por leyes, al hablar de leyes no me refiero a discursos bonitos y palabras que quedan sólo en un papel como sucede hoy en Chile.

Las Autoridades ni los organismos de Estado sensibilizan con el tema. Siguen interviniendo desde afuera de la problemática y mientras la situación siga así muchos jóvenes seguirán truncando sus sueños y proyectos por una limitación física y una sociedad discapacitada.

concurso_inclusion_pequena1

El pasado mes de Febrero se cumplieron tres años de la promulgación de la Ley 20.422 que plantea la igualdad de oportunidades y la inclusión social de personas con discapacidad.  Debido a mi rol como docente en una universidad  he tenido que empaparme de esta nueva normativa que viene a suprimir la Ley de integración de personas con discapacidad (19.284) y que se enmarca dentro de los lineamientos de la ONU para cambiar la visión de la discapacidad desde el paradigma médico a  uno centrado en los derechos  humanos.

Uno de los principales cambios que plantea esta nueva ley es la institucionalidad del SENADIS (ex FONADIS) a quien delega la responsabilidad de “Velar por la igualdad de oportunidades, la inclusión social, el respeto de los derechos, la participación en el diálogo social y la accesibilidad de las personas con discapacidad y su entorno, a través de la asesoría, coordinación intersectorial y ejecución de políticas públicas.”  En este punto quiero detenerme, ya que en estos 3 años la  Institución NO ha sido capaz de ejecutar políticas públicas que pretendan velar por la igualdad de oportunidades y la “inclusión” social de personas con discapacidad (PcD) y ha delegado esta función (y otras) sólo a la ejecución de programas aislados  mediante fondos concursables que benefician a la individualidad de la PcD y no a la población que convive día a día con una discapacidad.

Dentro de las directrices que plantea la Ley para la inclusión de PcD  existen acciones a concretarse dentro de un plazo máximo (art. primero)  desde la promulgación de la Ley en el Diario Oficial (10/02/2010), por ejemplo en un plazo de 3 años  se debían dotar las bibliotecas de acceso público con material audiovisual y braille para PcD sensorial (art. 27) o la modificación del transporte público nacional (no sólo transantiago) para el acceso y la autonomía de las PcD.  Estos son sólo un par de   ejemplos en relación a los ítems  “Accesibilidad a la cultura, información, comunicaciones”  y “acceso al trasporte público “de la Ley  la DEUDA que existe con el cumplimiento de la normativa. No he querido ahondar en la terminología “inclusión” o en el ámbito de educación o inserción laboral, ya que podría escribir una columna para cada ítem (prometo hacerlo).  

He querido  hacer un análisis poco profundo de la nueva normativa legal con el fin de  dejar en evidencia los vacíos en  su puesta en marcha y la poca fiscalización y desconocimiento de la Ley que tenemos como ciudadanos.

En relación a lo anterior sólo me queda plantear un par de preguntas. ¿Es válida la Normativa?  ¿Cuánto tiempo más quedara en el limbo la ejecución de acciones que ella propone? ¿Es Chile un país en el que se promueva la “inclusión social” o es sólo retorica legal?

Pablo Alexis Gatica Yáñez

Educador diferencial UC del Maule, especialista en Discapacidad Intelectual

Diplomado Educación Inclusiva, Pontificia Universidad Católica de Chile.

 

rehabilitacionHace 5 años atrás producto de un paro respiratorio me toco vivir la cruel realidad de lo que significa enfermarte en Chile y ver como tu vida se va entre cuatro paredes de una sala de Hospital sin poder hacer más que esperar a que suceda un milagro que te salve.

Pase once meses en estado vegetal, conectada a ventilador mecánico. A veces lúcida, otras veces dormida y flotando en el espacio. Supongo que cuando flotaba mi cuerpo y mente descansaban del horror de lo que significa estar en un Hospital Püblico, donde una enfermera y dos paramédicos deben atender una UCI con 12 o más pacientes, donde pasa un doctor una vez al día y te examina lo más rápido que puede, porque el paciente del lado también está en riesgo vital.

Esa situación no es muy alentadora ni para la persona que está enferma, ni para la familia ni para el equipo médico que atiende.

Tal vez lo más cómodo para muchos es culpar a los doctores de malos cuando se le muere un paciente, pero, está problemática escapa de sus manos.

Tenemos pésimo Sistema de Salud Pública. Para un joven que sufre un accidente o enfermedad grave donde requiera Rehabilitación tiene sólo dos opciones: Teletón que atiende sólo hasta los 27 años o un Hospital Público que no cubre ni el 15% de la Rehabilitación en jóvenes.

Viendo la Teletón del año 2012 me caló hondo la Historia de Anto. Ví mi caso reflejado en ella, con la única diferencia que a ella le toco la cara de la moneda buena. Pudo atender su enfermedad en una Clínica y recibir rehabilitación.

http://m.youtube.com/#/watch?feature=youtu.be&v=lkl3iXpuJeM&desktop_uri=%2Fwatch%3Fv%3Dlkl3iXpuJeM%26feature%3Dyoutu.be

Miles de jóvenes postrados actualmente por ser mayores de 27 años y no poder ingresar a Teletón ni tener recursos económicos siendo la SALUD uno de los Derechos Humanos primordiales en Chile.

Teletón le hace la pega al Estado y lamentablemente no puede cubrir todos los casos ni patologías.

Que se escuche fuerte y claro: SI NO TIENES PLATA EN CHILE TE MUERES.

Este es nuestro Sistema de Salud.

Teletón cumple una excelente labor, eso es indiscutible, pero, es inaceptable que la Rehabilitación siga dependiendo de la caridad y solidaridad de la ciudadanía. Es deber del Estado cubrir cada necesidad.

image

untitled

“Yo sé que tienes ilusiones se que dormida tu las haces se que tienes corazón que en silencio, piensa y late, si la suerte al azar nos eligió aceptemos el mandato que envió, solamente nosotros lo sabemosde ilusiones y fantasías viviremos. Caminando sin brújula de día, sin timón en el barco de la noche, aceptando la amargura de la vida sin hacer a la misma, ni un reproche esperando día a día con paciencia el acierto exitoso de la ciencia, que sin duda llegara sin darnos cuenta no caeremos nunca en la imprudencia de amargarnos sin mas nuestra existencia.
Por eso a cuatro vientos yo pregono y tu conmigo al unísono vocea paciencia, paciencia, paciencia, esperemos el prodigio de la ciencia.”
 

1147462_900_400

PRIMERA PARTE

 

“Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando.

Soñar con la libertad, soñar con la justicia, soñar con la igualdad y ojalá!!… ya no tuviera necesidad de soñarlas”.

                                                                                              Martin Luther King.

 

 

La primera vez que yo escuché estas frases, emanadas de los labios del Dr. Martin Luther King, en mi temprana niñez, me produjeron ciertos sentimientos encontrados, puesto que durante esos años, no le tomaba el peso a esas palabras, pero con el correr del tiempo, calaron profundamente en mi interior; al saber que yo también tenía el mismo sueño, pero que a veces, se me estaba transformando en una verdadero infortunio. Me recuerdo que por allá en 1978, se daba inicio a la Teletón, idea originaria de actor y comediante de los años 40’s: Jerry Lewis, que aquí en Chile, fue comandada por Mario Kreutzberger incipiente y reconocido animador, más conocido por el público, como Don Francisco en el mundo de la televisión, en donde por primera vez los canales de televisión abierta se unían en una especie de “Cadena Nacional” en pos de una causa común que eran las: “27 Horas De Amor”, con la finalidad de reunir fondos para niños con diversas discapacidades físicas; por aquellos pretéritos años, se encontraban en notable abandono social.

 

A su vez, recuerdo que los testimonios eran de profundo contenido humano, que invitaban a reflexionar a la sociedad de aquel entonces, que también existían otro sector de la población que asimismo eran parte de la sociedad, pero que por diversos motivos, sociales, éticos y me atrevería a decir, sin miedo a equivocarme, que hasta políticos, por el clima “enrarecido” que se estaba viviendo por aquel entonces; todos los argumentos, intentaban crear una conciencia y sensibilizar en la población, cosa que se estaba logrando. La gente iba en masa a dar sus donaciones a la Cuenta Corriente 24.500 – 03 del Banco De Chile, que los participantes de aquella primera Teletón realizada en Chile, repetían, a cada momento, a modo de un “Mantra Religioso”, como intentando de Hipnotizar a la ciudadanía para que cumpliese con el deber de ayudar a los niños discapacitados físicos y, ¡vaya que lo estaban logrando!…

 

Le dije a mis padres, dentro de la inocencia de un niño de 3 años (aunque de aquel suceso televisivo, debo reconocer que sólo poseo vagas imágenes), que también era imperioso ir a contribuir y por ende, fuimos a dar nuestra donación, me sentía feliz con ayudar, con sentirme partícipe de este evento único que se estaba realizando, en un país que estaba siendo asolado por las diferencias no solo sociales sino que políticas; era la primera vez que Chile, se unía en una sola voz, en una sola mente, en una sola idea, en una sola alma y en un solo corazón en son de ser, ante el prójimo que estaba en desgracia, lo más solidarios posibles. Más la meta se estaba logrando, cuando, Don Francisco, invitó al escenario al gran Julio Martínez, eximio locutor y periodista (aunque por vocación y no de profesión, siendo él; de la Vieja Guardia del Periodismo deportivo, desde los años 40’s) y como un poseso, como el Adalid de la Oratoria más excelsa, como un Mesías, como un Profeta De los Sin Voz, alzó su “verbo ilustrado”, encumbró su perorata, cuan Cicerón, como conducida al Altísimo, pronunciando, su ya tan recordado sermón titulado: “Un Canto A La Vida, Un Canto Al Amor”, dirigida al público desde el: “Púlpito De La Elocuencia”… aquí dejo el link de la alocución completa:

http://www.youtube.com/watch?v=7RQxwG71WCo

 

 

Haciendo que sus inspiradas palabras, llenas de una sabiduría, que sólo la vida le da a los  hombres de buena voluntad, penetraran no solo en la dermis y en la mente, sino que sobre todo, en los corazones de los presentes, tanto aquellos que estaban en el teatro, como los que se encontraban en la comodidad de sus hogares frente al televisor; haciendo que muchos se quebraran por sus palabras tan llenas de una sincera verdad, de un sincero amor hacia el prójimo más desvalido. Su prédica a quedado en la historia no solo de la televisión, sino que, a su vez, en el subconsciente colectivo de una Nación; yo en aquel entonces, no le tomaba el peso a sus palabras, pero con los años, hicieron en mí, que la “Cuestión” de la discapacidad, era necesaria tomarla en cuenta, sin importar sus consecuencias a futuro, pero en aquel lejano 1978, yo sólo pensaba en ser partícipe en esta gran obra entregando un pequeño granito de arena en pos de los niños incapacitados. Aún así, ignoraba mi persona, eso sí, de mi propia discapacidad, porque era un niño y sólo estaba destinado, según mi madre, a ser feliz y nada más.

 

Pero con los años, ese sueño, no solo de Martin Luther King, Mario Kreutzberger, Julio Martínez y de cuántos otros más, en mí, se había transformado en una verdadera PESADILLA….

 

 

(Continuará)

 

 

 

Carlo N. Cádiz – Tapia.

 

 

553032_428188590531795_438269301_n

¿Educación para TODOS? Muchos dicen está frase como una afirmación ¡Educación de Calidad y Gratuita para TODOS!, sin embargo me planteo esta afirmación como una interrogante ¿Educación para TODOS? ¿Qué es todos para el gobierno? ¿Qué es todos para el movimiento estudiantil?

La Discapacidad es una realidad diaria para miles de chilenos, no sólo en los días de Teletón y parece que muchos no la ven, se confunden los conceptos en cuanto a la temática. Es típico que al ver a alguien con discapacidad física o intelectual se siente compasión o lástima y no miramos más allá. ¿Quién es esa persona? ¿Cuáles son sus metas personales y/o profesionales?

Todos hablan de Inclusión, pero ¿Cuántos interiorizan en el tema? ¿Cuántos la aplican en el cotidiano?

La Inclusión en Chile no es más que un discurso bonito, partiendo por el gobierno y sus políticas de inclusión ineficientes. En la agenda pública el tema discapacidad no ocupa más de media plana. En el discurso de la cuenta pública el pasado 21 de Mayo del año 2012 el señor Piñera no habló más de 3 minutos de la Discapacidad: “INTEGRANDO A LOS CON CAPACIDADES DISTINTAS , también estamos trabajando para hacer de Chile un país más inclusivo. A través del Servicio Nacional de la Discapacidad, pusimos fin a las listas de espera que impedían a más de cinco mil compatriotas de movilidad reducida acceder a una silla de ruedas o a una prótesis. Y a partir de ahora, éstas y otras ayudas serán gratuitas para las personas de familias vulnerables. Además, por primera vez, gracias al voto braille, los no videntes que lo deseen podrán entrar solos a la cámara secreta y votar como cualquier otro ciudadano”. (MensajePresidencial 21 de Mayo 2012)

En las elecciones Municipales pasadas un joven con Discapacidad fue excluido de ser vocal de mesa por no saber leer ni escribir, aquí no hubo reclamo alguno porque obviamente alguien que no sabe leer ni escribir no sirve para ser vocal de  mesa. Pero alguien ha pensado ¿Por qué este joven no sabe leer? La respuesta es simple, pésima calidad en la Educación, no hay Educación para TODOS.

Es frustrante la situación de los compañeros con Discapacidad en el sistema educativo, los profesores e instituciones educativas no están preparados para el tema, y peor aún, los compañeros sin Discapacidad tampoco lo están.

Estos dos años han sido de protestas, marchas y demandas estudiantiles, pero en esas demandas se excluye a los compañeros con Discapacidad. La CONFECH no considera el tema, no está dentro de sus petitorios. Me pregunto que es Educación para Todos según ellos si están excluyendo a una parte de los estudiantes. En Chile no hay Universidades con Políticas de Inclusión Internas, las Universidades reciben a alumnos con Discapacidad porque saben que por Ley no pueden rechazarlos, pero ¿Cuántas de esas Universidades están preparadas para un alumno con Discapacidad? ¡Ninguna! No hay mallas curriculares adaptadas. No hay un Departamento de Bienestar estudiantil especializado en Discapacidad en ninguna Universidad.

Por eso muchos jóvenes que logran entrar a la Educación Universitaria desertan osus notas son bajas.

A modo de reflexión final citaré la definición de dos conceptos fundamentales para el desarrollo de sociedades accesibles para todos: la actitud de solidaridad y el acto de educar: “Solidaridades la conciencia de que se comparte un destino común; de que lo que hacemos o dejamos de hacer siempre afecta a los demás, de que no hay éxito personal que asegure el de nuestros descendientes, si la sociedad como un todo no avanza hacia mejores horizontes” (Dimían Lorca, 1999)

“Nada se olvida tanto como lo obvio.  La palabra “educar” viene del latín e-ducare, y significa extraer, sacar lo que está dentro. O sea que, después de todo cuanto se ha escrito sobre este asunto, educar sigue siendo el sencillo acto de ayudar a nacer, de que la persona exprese lo que lleva dentro, de que cada ser humano llegue a ser un ser humano (Jacques Delors) .

De suerte que, en su acepción literal, en la más inmediata y en la más profunda, la educación no es nada más pero tampoco nada menos que el desarrollo humano.” Para comprender el proceso de construcción de una Educación Accesible para todos, es necesario enmarcarse en el contexto social y político de cada país.

En una sociedad democrática no se puede renunciar al logro de un propósito fundamental como es el crear las condiciones permanentes que garanticen la participación de todos sus ciudadanos con igualdad de oportunidades. Para ello, debe de ajustar sus procesos administrativos y académicos de tal forma que pueda responder a las necesidades individuales de todos sus integrantes. La tarea de una Institución de Educación consiste eneducar, es decir, contribuir al desarrollo humano, en un ambiente de solidaridad y respeto a la diversidad humana (De CYTED, 2000, p.42.)

Las Universidades e Instituciones de Educación Superior tienen múltiples funciones: la formación de los profesionales, la generación del conocimiento científico, el desarrollo de las artes y del conocimiento social y la divulgación hacia la población en su conjunto de los avances de las ciencias, de las humanidades y las artes. Todo ello redunda en un mejor servicio a la sociedad por parte de sus egresados. También tienen la posibilidad de participar en la formación cultural e ideológica de la sociedad y con ello, en la formación de valores, actitudes y representación de la propia sociedad. Es esta una responsabilidad de las Universidades, tengan o no conciencia y voluntad de ello y terminar de una vez por todas con la subvaloración de las capacidades de las personas y se utilicen términos peyorativos y estigmatizantes para referirse a su condición.

Creo  están familiarizados con términos como: inválido, lisiado, subnormal, mongolito y otros que tienen la connotaciónde disminuir a la persona; el cieguito, el sordito, el minusválido. Siendo,entonces, tan importante su rol en la sociedad privilegiado de formación, deberían ser pioneras en incidir en la conformación de una sociedad incluyente, de respeto, que reconozca a todos proponiendo una sociedad íntegra y entender la Discapacidad como una condición de vida, por lo tanto que no debe ser el contexto el que limite el desempeño de las personas con Discapacidad e impida su acceso con igualdad de oportunidades a los beneficios sociales, entre ellos el de la Educación.

SI VAN A LUCHAR, QUE SEA POR TODO, NO SÓLO POR UNA PARTE DEL PROBLEMA.