Archives for category: Uncategorized

sexualidad_en_discapacitados_thumbSexualidad en la diversidad

Quise compartir esta historia ya que veo como nuestra sociedad se enferma día a día con prejuicios y mitos en torno a la sexualidad y la discapacidad, viendo el tema casi como un tabú o un morbo dentro de aquella mente que desea tener sexo con una persona con capacidades diferentes, embargando el deseo y la pasión de estigmas de producto del desconocimiento del significado de vivir la discapacidad.
Ser una mujer con diversidad funcional implica ser objeto de infinidad de barreras y cadenas impuestas socialmente, entre ellas el tema sexual. Es como si sentir el morbo del deseo carnal te pusiera en un escenario donde todos se sienten con el derecho a opinar y decidir por ti, hasta el hecho de cuestionar el proyecto de ser madre, como si fuera una idea fuera de sí, una locura de una mente utópica. Pero ¿por qué no tener el proyecto de ser madre? ¿Por qué no sentir deseo sexual si soy una mujer? En la adolescencia siempre me hice estas preguntas. Llegó un momento que comprendí que si tenía tanto miedo al sexo, la única barrera aquí era yo, y si me sentía una limitante ¿cómo pretender provocar deseo en un hombre, si yo misma me negaba al deseo?
Dejar de lado la discapacidad y abrir paso a mi lado de mujer fue uno de los desafíos más grandes de mi vida. El desear sexo sin sentir culpa ni vergüenza.
En estos vaivenes de la vida, me encontré con un hombre que me hizo recordar los prejuicios y miedos que un día sentí al ir descubriendo mi sexualidad, me apasione con esta persona y él conmigo, pero, al momento de nuestro primer encuentro sexual estaba tan aterrado como lo estuve cuando entregue mi virginidad, ese miedo a provocarme daño o dolor, pero, a la vez ese deseo y pasión que nos consumía el alma, ese fuego que te recorre el cuerpo y Sabes que no hay vuelta atrás. El entre su nerviosismo y erección no sabía qué hacer, si penetrar o desistir. Por mi parte buscaba el modo de tranquilizarlo, pero, con esa sensación de ¿qué está sucediendo aquí, si soy una mujer como una de las tantas que él habrá tenido en su vida? Por una extraña razón ahí estábamos en la cama sin lograr hacer nada.
Ese día entendí que el problema no era él ni era yo, sino que era la ignorancia de no conocer el cuerpo de una mujer tetraplejica en mi caso, el miedo a no saber si podría llegar a un orgasmo teniendo movilidad reducida o simplemente el miedo a causar daño.
Cuando por fin logramos hacer el amor nos dimos cuenta que se venía una tremenda carga social para él, donde muchos de los que hoy saben nuestra historia lo critican u opinan en total desconocimiento, otros lo ven como un acto degenerado “tener sexo con una discapacitada ” ¿cómo se te ocurre? Estás loco ¿qué tienes en la cabeza? Mientras que para nosotros fue un acto de unión y lleno de sentimiento, pasión morbo, ternura y cariño mutuo, conocer su mundo y él el mío, besos interminables que nos desnudaron.
Tras dos meses de esta historia, puedo decir que no ha sido fácil para ninguno de los dos cargar con los estigmas de los demás, pero él y yo sabemos que para el corazón no hay diferencias.
Mi cuerpo flaco y deformado, con una sonda para orinar ha sido un espacio de descubrimiento y aprendizaje mutuo donde sólo existimos los dos, un lugar mágico lleno de complicidad en el que no existen prejuicios ni limitaciones.
Muchos hombres se niegan a sus sentimientos por el solo hecho del qué dirán, me apuntarán con el dedo, no voy a ser capaz, cayendo en ese estado de sumisión ante los estereotipos. Y cuando se tiene una discapacidad, viene ese miedo e incertidumbre si te aceptará con tus propios tabú, o si serás capaz de hacerle sentir placer, y en este cúmulo de sentimientos se quedan muchos amores frustrados, por no atreverse a mirar con el corazón y derrumbar ese muro de inconsecuencia de la que somos parte, donde lo físico prima por sobre lo verdaderamente importante, la esencia del ser.

Esta historia va dedicada como una inyección a aquellos que se dejan llevar por la superficialidad. Para sentir deseo y pasión solo basta con dos personas que se necesiten, unidos por un sentimiento puro.
Eres mi mejor momento, mi unión de amor. Contigo puedo ir al infinito y más allá sin despegar las ruedas de mi silla de la tierra.

INCLUSIÓN O ANULACIÓN

            Durante décadas hemos dejado a la industria de profesionales de diferentes instituciones lo que nos corresponde a nosotros, construir nuestra identidad como individuo desde nuestra diversidad. Durante los 70 se hablaba de normalización, en los 80 de participación, en los 90 de integración y en la actualidad se habla de inclusión, y en el futuro se nos someterá al mercado. ¿A qué se debe este fenómeno socio-político de imposiciones y subordinaciones a estos vocablos?, ¿A que los expertos de la “innovación de la discapacidad nos ven  como mercancía o como personas?

            Tomaré una de las 1º definiciones de inclusión promovida, especialmente, por la Unión Europea (UE). La UE define la inclusión social como un “proceso que asegura que aquellos en riesgo de pobreza y exclusión social, tengan las oportunidades y recursos necesarios para participar completamente en la vida económica, social y cultural disfrutando un nivel de vida y bienestar que se considere normal en la sociedad en la que ellos viven”.

            Si analizamos esta definición que realiza la industria neocolonialista de la “discapacidad”, nos convierte en consumidores de conocimientos y no creadores de  pensamientos.  El lenguaje con el cual se refieren al desarrollo de nuestra diversidad, es totalmente discriminatorio, segregador y peyorarativo, pues nos definen como una especie de pobres bestias antisociales, anormales, incultos, como si viviéramos en condiciones infrahumanas, como si estuvieran describieran a reos, presos, pues no estamos muy lejos de serlo, sin embargo este encarcelamiento social, no se debe a nuestra diversidad sino que es por el sometimiento, que ejerce estas industria neocolonialismo, sobre nosotros, esto es lo que nos convierte en esclavos,  presos del capitalismo en una sociedad Moderna , que todo lo quiere estandarizar, normalizar, controlar y capitalizar, en la cual, las relaciones sociales, humanas hacia la diversidad se trasforman en una relación de poder, por ende en un problema político ,  porque al interactuar con la sociedad se generan esas luchas de poder entre la diversidad y lo convencional. Esto genera un tipo de sociedad no universalizada y paternalista, pues terceros deciden lo que nos corresponde a nosotros los representantes inmediatos de nuestra identidad. Esto viene desde colonialismo español y aunque hayan pasado más de 500 años, el panorama no ha cambiado mucho, pues ¿De dónde vienen todos estos conceptos categorizadores como “Inclusión o discapacidaddel noeloconialismo Español, y sin prejuicio alguno, los Estados nos someten al consumo de estos conceptos, como una especie de comulación originaria de la discapacidad, vienen a “investigar” a saquear nuestros recursos humanos, nuestra identidad y después de producir nuevos término regresan a impresionarnos con sus conocimientos. Esto nos transforman en consumidores, en esclavos de esta industria de la innovación, esto significa que, aún somos una colonia, pues aún nos tratan como bestias irracionales, y los Estados lo permiten sometiéndonos a este paternalismo de la innovación. ¿Quién realmente emancipa a las personas o a las instituciones?

            Ahora con la definición de la Industria neocolonialista de la Unión Europea, y los diferentes organismos internacionales de la industria de los “DD.HH”, con todos estos términos de reos, de siervos, que en vez de aleonarnos y emanciparnos, nos anula, nos aniquilan como individuos, porque al categorizarnos como “discapacitados”, automáticamente nos eliminan, nos invalidan  como seres pensantes, transformándonos en una cosa, aniquilando toda dignidad posible, pasando a ser solo mercancía de organismos e instituciones gubernamentales internacionales que nos somete y subordinan.

 

            Entonces realmente ¿la inclusión existe? No, no existe pues ¿Dónde nacemos?, ¿en otro planeta?,¿Fuera de la sociedad? No, nacemos dentro de la sociedad, y no fuera de esta. Acaso nos preguntaron si queremos ser parte de una sociedad fascista, capitalista, competitiva, en la cual el hombre se siente solo, pues lo único que importa es el progreso económico, inhibiendo todo desarrollo posible de la diversidad, para así seguir con la industria de la innovación de la discapacidad

            Se habla de inclusión social y de igualdad de oportunidades, pues acaso ¿es una oportunidad, una oferta u demanda de la industria, de las agencias del estado, ser personas dignas, sujetos de derechos universales? Pues la respuesta en el modelo económico político y social Neoliberal, aquí se cree en el mito que el hombre triunfa por sus propios esfuerzos, desde ese concepto se habla de oportunidades pues estas están condicionadas por el mercado, donde los estados se convierten en agencias de servicios, de beneficencia y para acceder a estas ”oportunidades” subsidiadoras, nos someten a postulación, a competir por recursos, que nos corresponden a todos, este Estado subsidiador es lo que genera la desigualdad e injusticia social, sin duda alguna, somos sujetos de oportunidades inclusivas, porque en este modelo imperante los derechos universales se transforman en propiedad privada, en privilegios, en oportunismos

            Ahora ¿Porque estas instituciones no hablan derechos universales ? y si lo hace, lo hace de forma indirecta, para categorizarnos aún más, la duda es , ¿por qué existen tantas convenciones  como la convención del niño, de la mujer, de los pueblos originarios, de las personas en situación de discapacidad ? si todos somos personas universales, y si pensamos en respuesta a esto, no la hallo, por el contrario reaparecen más cuestionamientos a esta institución pues con tantos estamentos jurídico, realmente ¿a que contribuye todo esto, a la segregación o a la unificación de los pueblos? ¿a la enajenación o a la emancipación?¿a que favorece a la acción directa o a la acción indirecta? ¿a la dominación o a la rebeldía?¿ a la dependencia o a la independencia?¿a la esclavitud o a la libertad? ¿a quién favorece al pensamiento imperante o al pensamiento libertario? ¿Por qué tantas segmentaciones? pues acaso no somos todos parte del cosmos. Sin prejuicio alguno, el universo, la universalidad no se institucionaliza, no se administra, no nos gobierna, no nos politiza, no nos vende, no nos mercantiliza, no se oprime, no se categoriza, no nos controla, no nos prohíbe, no nos garantiza, La universalidad no tiene límites geográficos, no tiene patria, no tiene estado, solo es.

            Hay que buscar la identidad universal del hombre para generar un verdadero pensamiento emancipado, libertario, y apuntar hacia una conciencia universal, hay que romper toda las estructuras políticas sociales y culturales, destruir toda clase de encadenamiento de esclavitud para así rehacer una nueva sociedad, donde la diversidad esa parte de un todo, y así generar una conciencia universal.

Autor Sol Gutierrez Toledo.
Imagen

¿Por qué no se avanza en Inclusión?

Chile teniendo políticas de Antidiscriminación y leyes creadas especialmente para personas con discapacidad sigue siendo uno de los países de Latinoamerica con más exclusión y marginalidad.

Esto llama poderosamente la atención siendo un país en sub desarrollo y con la etiqueta de Inclusión puesta ante la ONU. Pero en la realidad está Injclusión no se refleja en la población de personas con discapacidad,  necesidades especiales o como se le quiera llamar.

El 91,5 PcD no estudia en Chile, las Pensiones de Invalidez bordean los $80.000 mensuales. Algo tan simple y coyidiano como tomar locomoción o subir a un segundo piso para una persona en silla de ruedas es casi una barrera de vida. Teniendo un Servicio Nacional de la Discapacidad especializados en temas de Inclusión ( se supone ), se obliga a las personas a postular por Derechos tan básicos como una silla de rueda o una ayuda técnica con trámites burocráticos y engorrosos . Entonces ¿A qué nos referimos con Inclusión?

¿Dónde se visualiza el Desarrollo tan celebrado por Chile?
Las Instituciones Educacionales siendo la principal vía para el desarrollo no cuenta con Políticas Internas de Inclusión ni docentes preparados para un alumno con necesidades especiales.

No se avanza en la Inclusión por el simple hecho de que hay cientos casos de discriminación en este país ocultos con la pantalla de un Chile Inclusivo. Los abusos siguen en forma desenfrenada y no hay redes de apoyo al respecto.

Senadis y el Estado siguen haciendo caso omiso de la cruda realidad chilena en temáticas de Inclusión y confundió lo que es un Derecho con un acto de caridad de quienes quieran hacerlo. Mal enfocadas las políticas de intervención y mal invertidos los recursos porque de Inclusión como una realidad estamos a años luz.

Es una necesidad sentida que el Estado tome cartas en el asunto y entregue el apoyo a todos aquellos que no pueden desarrolarse plenamente por el solo hecho de andar en una silla de ruedas o usar un bastón.

La mediocridad de pensar que por tener brazos y piernas los haces más valiosos que alguien que no tenga esas capacidades nos tiene centrados en un circulo excluyente, y de condiciones desiguales en todas las dimensiones de la vida.

A reflexionar sobre el tema, y a pesar de la simplicidad de este escrito detrás hay una realidad país que aqueja a muchos.

image

Analizando los tiempos modernos una de las primeras reflexiones que se vienen a la mente es la importancia que se le atribuye a lo estético, quizás una importancia que trasciende lo valórico y hasta los propios sentimientos.
Todos viven de la imagen que se proyecta a los demás, quedandose en la simplicidad del aspecto físico, poniendo a las personas en categorias como lindo, feo, gordo o flaco.
¿En qué momento se llego a este estado de ignorancia y superficialidad? Cuando se dejaron de lado los sentimientos y las cosas simples de la vida y paso a ser prioritario la imagen y status para impresionar al otro.
Se crítica el sistema individualista y capitalista que absorbe cada día a la sociedad, pero, en el cotidiano prácticamos este modelo a cada momento con actitudes discriminatorias y excluyentes, siendo nosotros mismos la peor barrera para llegar a ser una sociedad incluyente, donde todos tengamos el mismo valor independiente de lo estético y lo físico.
Si se nos enseñará a no excluir, no sería necesario batallar por la Inclusión.
image

La reflexión es a replantearnos en el ser y ver que queremos para nuestras futuras generaciones, vivir del materialismo impuesto por el capitalismo o entregarnos como lo que somos, seres únicos e irrepetibles e igual de importantes que el que tiene más o aquel que vive en una pobla.
Nos dividen las ideologías políticas, creencias religiosas, la inclinación por un determinado equipo de fútbol, es tiempo que algo nos una y esto sean los sentimientos. Dejar de vivir de las apariencias y del qué dirán.
Defendamos convicciones desde la aceptación y el respeto hacia los demás.

Del Retroceso al avance y al Estancamiento.

image

Cada día estamos vivenciando los cambios acelerados que se dan a nivel social tanto en lo tecnológico como en el intercambio simbólico y el modo de vivir, y así también nacen nuevas inquietudes e interrogantes, una gran interrogante es: ¿En que nivel de avance estamos en el área de Discapacidad en Chile? ¿Retroceso o Avance? Y la respuesta más clara a estás interrogantes es que estamos estancados en está área, se ganó un espacio a nivel social porque las personas con discapacidad ya no son escondidas en un rincón de su casa donde nadie los viera como en décadas átras, se ha ganado espacio en las calles, en el área de Salud y Educación y en el Estado que ha creado Leyes y entes enfocados a la NO Discriminación e Inclusión, pero, ¿Qué tan real es esto en el cotidiano? ¿De qué manera vemos concretada la Inclusión? Claramente si comparamos la temática Discapacidad vemos un avance, pero, es un avance estancado, las calles no son accesibles, la locomoción pública no está adaptada para sillas de ruedas, tenemos la Inclusión plasmada en un discurso muy esperanzador solo en el papel porque no se condice en lo absoluto con la realidad, se obliga al engorroso proceso de tener que postular proyectos  para acceder a ayudas técnicas que en definitiva son Derechos como a la vida digna, salud, trabajo .
Senadis es un ente burocrático más que hace a las personas postular por sus Derechos, por ejemplo tener que postular a sillas de ruedas e implementos ortopédicos que es una tarea del  Ministerio de Salud proporcionarlos ¿Es avanzar esto?
Hablan de Inclusión y las Instituciones Educativas y Laborales no tienen Políticas Internas de Inclusión ¿Esto es avanzar?
Miles de personas deben resignarse a vivir con pensiones de inválidez de $80.000 mensuales ¿De qué avance nos jactamos?

Se necesita un cambio de paradigma en lo que el gobierno y la sociedad en general trabajará como Inclusión en Chile y no mirar el tema de Discapacidad como un tema ya abordado por el simple hecho de tener leyes y un Servicio de la Discapacidad que en el fondo es un Servicio Incapacitado y no soluciona en nada las problemáticas de Exclusión y Marginación .
Es imperante un gobierno con compromiso social verdadero en el tema, que trabaje con seriedad las problemáticas de la mano de políticas públicas que vayan en beneficio a las personas con discapacidad y no sólo quedarse en legislar leyes que la única tarea que están cumpliendo es el estancamiento.

image

1000800_10201211089389428_648103792_n

Mi nombre es Luciano Gonzalez Valverde, tengo 25 años, en Febrero del 2007 sufrí un accidente laboral en el campo, donde me volqué en un tractor sufriendo un traumatismo raquío medular a nivel T12, (Paraplejia).

 Fue un año muy duro de muchos cambios, pero gracias a la ayuda de mi familia y amigos logré superar cada obstáculo que iba apareciendo.

Me rehabilite en Clínica los Coihues en Santiago en el año 2007, donde aprendí adaptarme a esta nueva vida que me toco vivir. En ese hermoso lugar conocí un grupo de profesionales y a la vez muy humanos que me entregaron todas las herramientas para poder salir adelante y volver hacer independiente.

Hoy en día me encuentro realizando deporte,  participando en maratones en la categoría  de 10K en mi Hand-Bike,  que conseguí  gracias al aporte de generosos corazones.

La idea de realizar deporte a parece hace algunos años atrás, cuando miraba a mis amigos practicar y me dije: Que tal si empiezo a entrenar y le demuestro a la sociedad que las personas con capacidades diferentes también podemos decir presente.

 Entonces empecé a indagar los diferentes tipos de deporte adaptados, en esa búsqueda descubrí que el ciclismo sería mi gran oportunidad de darme a conocer e incentivar a más personas con capacidades diferentes a realizar actividad física y salir de sus casas e interactuar con más personas.

También dicto y participo en charlas motivacionales, sexualidad e inclusión  en colegios y  universidades.

El mensaje que les puedo dejar es:

“El miedo es la más grande discapacidad de todas”

Si estudiamos Inglés ¿Por qué no estudiamos el lenguaje de señas?

La Educación es uno de los pilares fundamentales para el desarrollo social y la Inclusión en Chile y
image

llama poderosamente la atención que en las Escuelas y Colegios no hayan ramos de Lengua de señas y sin embargo se nos obligue a estudiar Inglés.

El Inglés es el idioma universal del crecimiento económico y las grandes cúpulas imponen que es prioritario aprenderlo, pero ¿Qué sucede con el lenguaje de señas? ¿Acaso no es prioritario ser una sociedad inclusiva donde nadie quede excluido simplemente por problemas para comunicar?

Nuestra educación se centra en el crecimiento económico, pero, no sirve de mucho crecer económicamente si este crecimiento no se refleja en un desarrollo social.

Es inaceptable que muchos chilenos vivan en condiciones precarias, tengan pocas posibilidades para acceder a educarse o aspirar a trabajos dignos sólo por el hecho de no hablar o escuchar.

La Inclusión no deberia ser una tarea inconclusa de décadas y décadas, ser incluidos es un derecho.

Se le exige a los medios televisivos integrar a su programación el lenguaje de señas, pero ¿ No sería más producente exigirle a los Establecimientos educacionales incluir el ramo de lengua de señas ?  Claro que lo sería, asi este lenguaje no sería necesario exigirlo sólo algunos como método de Inclusión, seria parte de nosotros y no tendríamos dificultades para entender a aquel que no habla o no escucha o ambas.

Nos cuesta ser una sociedad inclusiva, pero, nos motiva la Teletón, evento caritativo una vez al año y el resto del año que cada una de las personas con Discapacidad se las arregle como pueda .