Un Servicio a favor de las PcD será realmente eficiente sólo cuando parta trabajando con los actores sociales a quienes van enfocados sus lineamientos y proyectos de ley.

Un Servicio a favor de las PcD será realmente eficiente sólo cuando parta trabajando con los actores sociales a quienes van enfocados sus lineamientos y proyectos de ley.

El Servicio Nacional de la Discapacidad  fue creado por mandato de la Ley 20.422, que establece normas sobre igualdad de oportunidades e inclusión social de personas con discapacidad, normativa publicada en el Diario Oficial el 10 de febrero de 2010. Es un servicio público funcionalmente descentralizado y desconcentrado territorialmente, que tiene por finalidad promover la igualdad de oportunidades, inclusión social, participación y accesibilidad de las personas con discapacidad, nos dice su página web.

El Senadis habla de igualdad e inclusión social, de participación social, de pleno ejercicio de derechos, pero ¿qué hace para que estos objetivos se logren?

La frase “nada sobre nosotros sin nosotros”, en latín “Nihil de nobis, sine nobis” es una expresión utilizada para comunicar la idea de que no puede decidirse una política sin contar con la participación completa y directa de los miembros del grupo afectado por dicha política. Tremenda frase para describir la situación de las personas con discapacidad en Chile.

Se toman decisiones y crean políticas de inclusión sin los actores principales de la problemática. No es posible pretender solucionar una problemática sin saber cuáles son las necesidades de las personas. Para crear una política social eficaz, debe ser desde, con y para las personas, no decisiones tomadas entre cuatro paredes y siempre con los mismos personajes.

El Senadis y el Ministerio de Desarrollo Social trabajan con lineamientos en pro de la inclusión de las personas con discapacidad. Hablamos de  dos organismos importantes trabajando unidos y la deficiencia es notoria. No podemos hablar de un desarrollo social si una parte importante de la población con discapacidad vive actualmente en situación de miseria y vulnerabilidad y a las autoridades no les hace eco el tema. Se trata de personas viviendo con una pensión de invalidez de $83.000 aprox. Una vergüenza nacional.

En su intento de Inclusión, el Senadis hace variados estudios y análisis, como este: ¿Cuántas son las personas con discapacidad que se encuentran actualmente estudiando en Chile? El 12,9% de los chilenos y chilenas viven con discapacidad; 2.068.072 personas con discapacidad. Es decir, 1 de cada 8 personas presenta esta condición. Mientras que en la población total las personas que se encuentran actualmente estudiando representan el 27.5% de la población, en las personas con discapacidad solamente alcanzan el 8.5%.

Descubren datos como que “las personas con discapacidad que han accedido a alguna instancia de educación superior1 equivalen al 6.6% de las personas con discapacidad. En cambio el 14.2% del total de la población chilena ha accedido a alguna instancia de educación superior al momento de aplicación de la encuesta.”

Mi pregunta es ¿para qué tanto estudio si en concreto no se hace nada y el problema sigue tal cual? ¿Se habrán preguntado cómo estudia un tetrapléjico, cómo se moviliza a la U, cómo toma apuntes, quién lo asiste, cómo se siente como alumno?

El Senadis no da con la raíz del problema. Nadie ha pensado por qué tantos jóvenes con discapacidad no logran sacar un título profesional. La respuesta es simple: el Senadis no es más que un discurso bonito, pero no apoya a los alumnos con discapacidad. Piensa que las ayudas técnicas son inclusión. En lo absoluto: inclusión es velar por que se den las condiciones para desarrollarse como cualquier otro alumno y crear becas acordes con cada necesidad (transporte, cuidadora para asistir a clases, mallas curriculares, etcétera).

Otra de mis tantas interrogantes es ¿por qué en el equipo de Senadis no se trabaja con miembros de distintas discapacidades? ¿De qué sirve el carnet de discapacidad? Para comprar vehículos en el extranjero, por ejemplo, siendo que la mayoría de las personas con discapacidad vive en situación de Pobreza. El sello de discapacidad ¿a quién le sirve más? ¿A la empresa o a la persona?

La Inclusión parte por la educación y no tenemos universidades, profesores ni mucho menos un Gobierno preparados en el tema. No puede ser que una discapacidad severa te condene a vivir entre cuatro paredes y el Gobierno y Senadis hagan oídos sordos.

Advertisements